espacio white
Carro vacío

    

Supurao Ojuel, tradición naturalmente dulce

Supurao Ojuel VinoDulce 3

Incorporamos al catálogo dos nuevas referencias de ‘supurao’, un vino tradicional elaborado en Sojuela situado a unos 16 kilómetros al suroeste de Logroño. Allí Miguel Martínez, recientemente citado como "Joven enólogo del año" por el Master of Wine Tim Atkins, ha rescatado esta original metodología.

Los vinos conocidos como “supuraos” tienen tras de si una preciosa historia, enraizada en la tradición histórica riojana desde hace muchos años. Los viticultores lo elaboraban cuando tenían un hijo y lo conservaban hasta el día de su boda para compartirlo con los invitados.

El supurao es un vino dulce tradicional reconocido por su metodología de elaboración y por su alta calidad, muy valorada precisamente en el mundo rural entre los viticultores de toda la vida en la zona. Su particularidad reside en que la uva se pasifica en lugares cerrados y bien ventilados. Se colocan los racimos uno a uno en colgaderas, donde se van secando, perdiendo agua progresivamente y por tanto concentrando los azúcares. A veces en este proceso de pasificación las uvas exudan, supuran mosto. De ahí viene su nombre.


Supurao Ojuel VinoDulce

La corriente continuada de aire seco evitan la aparición de insectos. Las uvas van perdiendo tamaño pero conservando un mosto cada vez más concentrado, con un nivel de azúcar que puede alcanzar los 500 gramos por litro. Estos racimos de uva pasificada se prensan durante un tiempo prolongado para sacar un mosto denso. De ahí pasan a barricas usadas de buen roble donde fermentará dando lugar a un vino naturalmente dulce, con una graduación entre 12-13% vol, conservando un azúcar residual entre los 100 y 200 gramos por litro. 

Se diferencian de otros vinos dulces de otras zonas productoras más soleadas donde la pasificación de las uvas se consigue de manera más rápida precisamente por la exposición al sol (la técnica comúnmente conocida como “soleo”, tan típica de Andalucía). Técnicas similares a la de los supuraos, quizá la de los ‘vinos de paja’ de algunos países de centro Europa, donde los racimos se secan también en recintos cerrados sobre una cama de paja. Y sin alejarnos tanto, precisamente tenemos en Canarias el Dulcelena de Bodegas Agala, pasificado en el interior de la bodega sobre cajas de plástico agujereadas que mantienen los racimos aireados.

Supurao Ojuel VinoDulce 2

Al catar los supuraos hablamos de vinos dulces de buena acidez, fragantes y muy agradables en boca. Vinos perfectos para brindar en grandes acontecimientos familiares. Si te gustan los vinos dulces, tienes que probar pronto estas dos nuevas referencias.

Supurao Ojuel Blanco 2016

Uvas pasificadas bajo techo, colgadas al frío y seco aire invernal. Un vino tradicional en Rioja fermentado en barricas usadas de roble.

PVP: 37,70 €    
Ver ficha

Supurao Ojuel Tinto 2016

Uvas pasificadas bajo techo, colgadas al frío y seco aire invernal. Un vino tradicional en Rioja fermentado en barricas usadas de roble.

PVP: 34,85 €    
Ver ficha






logo vinofilos peq

Carrito

 x 

Carro vacío