Disfrutar el vino en casa con amigos o familiares es uno de los mayores placeres que existen para los auténticos vinófil@s. Y ya no cabe duda: el consumo a nivel doméstico en los próximos años irá a más como ya venía pasando en la mayoría de los países de Europa.

Hoy les traigo unas cuantas claves que en mi opinión son muy importantes para darle la importancia que se merece en las comidas y reuniones en casa:

1.- Lo primero y más importante: Tener una buena selección de vinos en tu vinoteca particular. Claro, esto siempre es muy relativo para cada persona y su presupuesto… Pero en realidad estoy hablando de vinos equilibrados y con alma, de esos que cuando llegas a la última copa te da hasta pena terminarla.

2.- Que esta selección sea variada, para poder elegir en cada ocasión, clima, o época del año. Espumosos, blancos, tintos, dulces, generosos, rosados… ¡Y hasta un buen vermut!

3.- Conservarlos y refrigerarlos bien es muy muy importante. Evita guardarlos en sitios cálidos y con bastante luz. Son los dos grandes enemigos del vino. Si no tienes cava o bodega en casa, busca el lugar que más fresco y oscuro tengas. ¡Aunque sea el baño! 😉

4.- Ten a mano siempre buenas copas, huye del vaso y de los cristales gruesos o las copas muy anchas. Si inviertes en unas copas Riedel te aseguro que vas a amplificar tu experiencia al degustarlos.

5.- Intenta abrirlos con tiempo, planifica el consumo de tus vinos. A veces elegimos mal el vino para la ocasión porque nos dejamos llevar por el impulso de la sed. Una vez abiertos, y más si hace calor, ten a mano un recipiente con agua y hielo para poder mantenerlos frescos.

En nuestra selección de vinos que puedes comprar online encontrarás una gran cantidad de opciones de tu gusto. ¡Y te las enviamos a domicilio!

6.- Intenta invertir la fórmula: Elige primero el vino y en función de tu elección cocina o decide tu menú. Primero lo que bebes y luego con que lo acompañas. Esto es lo más lógico, a no ser que tengamos una gran bodega en casa.

7.- Busca algo de información sobre lo que vas a beber, el vino sabe mejor cuando conocemos su historia y su razón de ser. Echa un vistazo a los comentarios y descripciones de nuestros vinos y contacta con nosotros si tienes cualquier duda.

8.- Elige buena música para ambientar este mágico momento, aquí tienes nuestra sugerencia: Un buen regalo vinófilo es nuestra lista de Spotify by Sergio Miró.

9.- Busca tu momento, bébelo sorbo a sorbo. No hay prisas, nadie te va a echar de ese restaurante, así que disfruta y elige el momento en el que estés más tranquilo/a. Y si el momento es una larga sobremesa con buena charla mejor que mejor.

10.- ¡No dejes ni una gota! Siempre es mejor acabar la botella entera. Si no es así puedes usar sistemas de conservación para no dejarlo estropear. Si te sobra (que no debería) guárdalo siempre en frio y tapado. Los Jereces, dulces o vinos con alta acidez…. resisten mucho mejor su «batalla» con el oxígeno!

Así que ya sabes: Sacacorchos en mano y a disfrutar de cada momento. ¡Qué la vida es muy corta y hay que beber buenos vinos de la mejor manera!