La identificación de Vinófilos con las bodegas que componen nuestro catálogo es total y más aún con proyectos como el de Bodegas Ostatu, que defendemos desde nuestros comienzos allá por el año 2007.

Ostatu (en euskera «venta» o «posada») reúne todo aquello que nos apasiona y que buscamos incansablemente por todo el mapa vinícola mundial: producciones artesanales, un concepto identitario con el lugar de procedencia, pasión y respeto por el medio y la tradición vinícola.

Son varias generaciones de la familia Sáenz de Samaniego las que han dedicado su vida a la viticultura. En su bodega de calados subterráneos en el barrio de Matarredo (Álava) se elabora vino desde el siglo XVI. En la década de los 70 del pasado siglo Doroteo y Mª Asunción decidieron dar un paso más y apostar por la comercialización de sus vinos, respetando la tradición y siendo conscientes de la necesidad de evolucionar con la ayuda de sus hijos para hacer de Ostatu un proyecto duradero y estable.

Los hermanos Sáenz de Samaniego

Hoy es tarea de su descendencia: Mariasun, Gonzalo, Ernesto e Íñigo, quienes desde hace 20 años se han ido involucrando de forma gradual. La mejora continua, el respeto por lo tradicional y la pasión heredada de sus padres, se unen a una idea clara encaminada hacia lo ecológico y sostenible que a día de hoy les ha permitido editar un amplio abanico de vinos divididos en dos líneas claras que denominan como «Vinos sensatos» (entre los que incluyen el joven, tinto, blanco, rosado, el crianza y el reserva) y los «Vinos singulares«, que como comenta Gonzalo «son los cinco parcelarios, con los que trabajamos con una diferenciación simple: del viñedo más fresco, del más alto, del suelo más arcilloso, del más calizo y del viñedo más viejo».

Bodegas Ostatu se encuentra enclavada en un lugar estratégico de Rioja Alavesa: en Samaniego. Al pie de la carretera de Vitoria que une varios de los pueblos vinícolas más importantes de la zona. Las instalaciones actuales se encuentran anexadas a un antiguo edificio del siglo XVII que fue posada, posteriormente casa familiar de los Sáenz de Samaniego, y actualmente bodega, vinoteca y txoko. Gonzalo (padre) compró esta vieja casona en 1983 que aunque «estaba en ruinas tras la guerra, había sido propiedad de su abuelo y se decidió a restaurarla para convertirla de nuevo en residencia familiar y también en la nueva bodega».

Un punto ineludible para vinófil@s viajeros que gusten de las mejores rutas de enoturismo. La casa de Ostatu recupera así su carácter hospitalario, que tan arraigado está también en las personas que conforman esta empresa familiar. Aquí tienes su localización y no dudes en llamarles para concertar una visita en el teléfono (+34) 945 60 91 33

«El futuro de Rioja Alavesa pasa por defender el territorio, la tradición, las variedades locales y apostar siempre por la calidad»

Gonzalo Sáenz de Samaniego

Cultivan 35 hectáreas en propiedad y otras 40 de familiares directos en Samaniego, Ábalos, Laguardia, Elciego, Leza y Navaridas. Los vinos parcelarios son:

Bodegas Ostatu es sin duda alguna una de las bodegas referentes en esta fantástica zona de Rioja que nos apasiona. Gonzalo Sáenz de Samaniego es un nombre importante en el sector y su opinión siempre es tenida en cuenta. Sobre el futuro comenta: «Al final se impondrá la lógica y quien haga las cosas bien tendrá futuro y tendrá su espacio en Rioja Alavesa». Eso significa «defender el territorio, la tradición, las variedades locales y apostar siempre por la calidad». El futuro de toda Rioja Alavesa depende de familias como Ostatu. De su implicación y de la apuesta continua por una Rioja diferente e identitaria.