1157506 444612592313130 1155797828 n

En la mañana de este martes 30 de abril tuvimos la oportunidad de realizar una cata online, conectando por videoconferencia con Daniel Ramos, elaborador hispano-australiano afincado en Cebreros (Ávila) cercano a la Sierra de Gredos, zona muy conocida en el sector vinícola por sus fantásticas Garnachas.

Esta fórmula de las “catas online” la hemos repetido ya en varias ocasiones y representan una oportunidad fantástica para conocer y comentar los vinos directamente con sus elaboradores. En una conexión a 3 con la bodega, el equipo de Vinófilos en Tenerife y también el de Gran Canaria, nos citamos a una hora teniendo exactamente los mismos vinos servidos y en orden para probarlos en directo de manera conjunta.

Daniel junto a su pareja, Pepi, elaboran un amplio portafolio de vinos desde el año 2005 que hemos comenzado a distribuir en Canarias desde hace unos meses. Vinificaciones parcelarias, elaboraciones heterogéneas con depósitos de hormigón, tinajas de barro y barricas de roble de tamaños diversos. Con la garnacha como eje central del proyecto, sus marcas se dividen en dos: los vinos etiquetados como Kπ (Ka Pi) y Finca Zerberos.

En su zona nos comenta que es muy importante la altitud. Viñedos que se encuentran entre los 600 y los 1200 metros. En paisajes abruptos, rodeados de pinos y castaños sobre suelos de pizarra y arenas de granito.

Cata online por videoconferencia con Daniel Ramos
En esta ocasión catamos primero el Kπ White 2017. 100% Sauvignon Blanc cuyos racimos estrujados se maceran 72 horas para posteriormente pasar a un depósito de hormigón donde fermenta con levaduras autóctonas. La permanencia de los racimos en la maceración producen una cierta oxidación previa a la fermentación que es buscada y deseada en el resultado final.

Pasamos a Kπ Amphorae 100% 2017. Tinto de Garnacha de viñedo viejo fermentada en tinaja de barro en contacto con los hollejos (donde permanecerá durante 9 meses) y con un método tradicional, “tal y como lo hacían los abuelos”, que nos dejó boquiabiertos: La tinaja se tapa con un plástico y no se llena de vino hasta arriba. Por lo que hay una capa de aire que produce levadura de flor en la superficie. Al fondo, reposan los hollejos por decantación. En la parte baja de la tinaja reposan las pieles por decantación. Cuando se quiere sacar el vino para el embotellado, se realiza una operación que Daniel llamó “correr el vino”, en la que se realiza un agujero en el tapón por el que el vino saldrá lentamente siendo filtrado por los propios hollejos del fondo. ¡El vino puede tardar una semana hasta vaciar la tinaja! El resultado, un tinto fresco y terroso, con un punto salino muy interesante.

IMG 8201

El Berrakín 2018 es su tinto más fresco. Garnacha y apenas un 2% de la variedad autóctona Chelva. Muestra la garnacha de la zona de un modo muy accesible. Muy fresco, de uvas provenientes de viñedos situados en cara norte sobre suelo de pizarra y arena granítica. Impregnado de los aromas de monte bajo que rodean las vides.

Probamos luego el Zerberos DaIr 2016 (el nombre proviene de los dos nombres de sus hijos, Daniel e Irene). Un tinto supercrujiente elaborado con Garnacha Tinta, Garnacha Peluda y Chelva, fermentado con racimo entero y macerado con sus pieles durante 57 días. Posteriormente pasa 12 meses en barricas usadas de roble francés de 225 litros. Una microvinificación de la que han salido tan sólo 304 botellas y 8 magnums.

Con Zerberos El Altar 2015 tuvimos la oportunidad de probar una de las garnachas más elegantes de la Sierra de Gredos. Procedente de viñedos situados a 800 metros de altitud, este tinto llamativamente fresco macera durante 24 días con sus pieles para luego tener una crianza de 12 meses en una barrica de 600 litros y otra de 225 de roble francés.

El último vino a catar, elegido el último por Daniel de manera deliberada, fue el Kπ Rosé 2016. Un rosado de lo más singular con 2 años de crianza en roble americano. Salino y mineral, tiene una boca glicérica, con llamativos tostados, notas de vainilla y frutos secos. Una garnacha madura, casi licorosa. Tan rico como sorprendente.

La selección de vinos de Daniel Ramos de esta cata

En definitiva, estamos ante un viticultor inquieto, que encontró en esta zona un lugar único donde elaborar garnachas muy personales que reflejan no sólo el terroir y el valor de una uva fantástica de viñedos viejos, sino también la importancia de la tradición combinada con el conocimiento moderno de una enología que Daniel Ramos está desarrollando este proyecto singular que reúne todo aquello que nos gusta defender en Vinófilos. ¡Y llegarán más vinos! Ya dijimos que el portafolio de este enólogo es largo…

FIRMA POST CARLOS GONZALEZ