Manolo González (23 de junio de 1978) es un chef grancanario que desde hace muchos años regenta su propio negocio: el Restaurante La Tunera, en el barrio teldense de San Gregorio. Discípulo de Manolo de la Osa (Restaurante Las Rejas en Las Pedroñeras, Cuenca -ya retirado) y de Carlos Cidón (fallecido en 2009) dos maestros que imprimieron en Manolo su amor por el origen, el producto local tratado siempre con respeto, y la constante búsqueda de la fusión de lo tradicional y la alta gastronomía. Hoy nos ofrece una receta líquida que tiene que ver con vino, en concreto nos enseña a elaborar un vermut blanco artesanal, en casa.

El Chef en su restaurante situado en San Gregorio, Telde (Foto: Canarias7)

Manolo González.- Primero necesitamos un alcohol neutro sin mucho sabor para que no intervenga mucho en el sabor final, nosotros usamos vodka Blat uno de los mejores en el mercado, además hecho aquí en Canarias, en concreto en Agüimes. También podemos usar un ron blanco que tengamos por casa.

Ingredientes de la primera parte (base aromática-alcohólica):

  • 200 gr. de mandarina en rodajas
  • 6 gr. de canela en rama picada
  • 1 gr. de vainilla abierta (1/2 vainilla)
  • 350 gr. de Vodka Blat

Todo esto lo metemos en un tarro y lo dejamos macerar durante un mínimo de una semana para que todos los sabores se mezclen bien. NOTA: En esta primera parte podemos usar las especias que más nos gusten (ajenjo, cardamomo, clavo, salvia, cilantro, anís estrellado, jengibre, manzanilla, enebro, tomillo…)

Nosotros hemos hecho pruebas con infusiones de frutos rojos, con el que obtendrás un vermut rojizo y dulzón. Con rodajas de limón, consiguiendo un punto más ácido, o si lo queremos más balsámico eucalipto, cardamomo verde o cualquier infusión que tengamos por casa que nos guste.

Ingredientes de la segunda parte (azúcares):

  • 120 gr. de azúcar
  • 50 gr. de agua para desglasar

Ponemos el azúcar en un cazo y lo llevamos a punto de caramelo y en ese punto y fuera del fuego vamos añadiendo el agua para desglasar poco  a poco mientras vamos moviendo para que no se cristalice.

Tercera parte : mezclamos.

En una botella de un litro introducimos 75 cl. de un vino blanco que nos guste. En este caso hemos utilizado Mondalón Blanco. No olvides una cosa importante: un buen vermut siempre debe llevar de base un muy buen vino. Añadimos el caramelo y terminamos  de llenar con unos 200 gr. del vodka macerado y colado.

Lo introducimos en la nevera durante un mínimo de cuatro días para que se redondeen los sabores y a disfrutar con este fantástico aperitivo casero. ¡Salud!