Juan Carlos Clemente (La Gomera, 28 de febrero 1973) es un cocinero de renombre en todo el archipiélago. Ha sido Chef Ejecutivo de hoteles de lujo en Canarias, administrando y teniendo bajo su tutela a cientos de profesionales realizando una labor impecable. Decidió dejar esa labor para dedicarse al asesoramiento profesional y la formación, ayudando con su trabajo a elevar sobremanera el nivel profesional por las siete islas. Es también vicepresidente de la delegación regional de Asociación de Cocineros y Reposteros (ACYRE).

Hoy este Chef Vinófilo comparte con nosotros una receta que se encuentra en la carta del Restaurante Terraza de Bodegas Monje, una de nuestras bodegas en catálogo, un lugar fantástico situado en El Sauzal que estamos deseando visitar de nuevo muy pronto.

Torrija de pan de vino con helado de vainilla

Elaboración del pan:

  • 500 gr. de harina fuerte
  • 500 gr. de harina floja
  • 400 gr. de leche
  • 100 gr. de lías de vino
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 30 gr. de levadura
  • 20 gr. de sal
  • Anís
  • Ralladura de limón

Amasar toda la mezcla durante 20 min. Importante mover en todo momento la masa para que quede lo más lisa posible. Dejar reposar durante 20 min tapada con film. Formar los panes de unos 200g y dejar fermentar tapados con un paño de cocina. Dependiendo de la temperatura ambiental este proceso puede tardar entre una y dos horas. Una vez haya fermentado el pan, hornear a 180ºC durante 16 minutos aproximadamente. Dejar enfríar y congelar si queremos guardar.

Juan Carlos Clemente junto al sumiller David Seijas en nuestro Tasting Room 2013

Para calar la torrija preparar un almíbar de vino:

  • 1 litro de agua
  • 500 gr. de Vino Padre Monje
  • 300 gr. de azúcar
  • piel de limón
  • piel de naranja

Hervir durante unos minutos y reservar en frío. Partir la rebanada de pan, calarla en el almíbar de vino frío y, por una de las caras, añadir azúcar moreno y caramelizar con soplete. Acompañar el plato a modo de salsa con el coulis de peras al vino. Y por último, incorporar el helado de vainilla.