Canarias – Paraíso Vitivinícola

Por Agustín García Farráis

Si tuviéramos que definir en una sola palabra la vitivinicultura en Canarias, sería sin lugar a dudas, diversidad. El conjunto de factores que definen un territorio como singular, toma aún más sentido en el archipiélago de Las Afortunadas, unas islas con características propias que se ven claramente reflejadas en su viticultura y sus vinos.

Su perfil, debido a su origen volcánico, es muy diverso, caracterizándose por sus elevadas montañas con respecto a su extensión superficial. A excepción de Lanzarote y Fuerteventura, todas presentan importantes cumbres centrales, desde las que descienden laderas de fuertes pendientes, vertebradas por profundos barrancos hasta llegar al mar. Esta disposición de su relieve y su situación en la zona subtropical en medio del Océano Atlántico, bajo la influencia de los vientos Alisios, le confiere una gran variedad de microclimas, lo que supone otro factor a tener en cuenta desde el punto de vista de la viticultura.

Podríamos afirmar que los viñedos de las Islas Canarias son los más antiguos de Europa, ya que nunca se vieron afectados por la plaga de la filoxera. De ahí que, desde California, Argentina o Chile, busquen el origen de una de sus variedades más conocidas como; Mission, Criolla o País en el único reducto existente para su símil original, la Listán Prieto, aún presente en los viñedos de las islas.

Denominada “uvas de la misión” (en inglés mision grapes), introducida por los misioneros franciscanos, considerada la primera vid plantada en América, representando la totalidad de la viticultura californiana hasta aproximadamente 1850.

Debemos destacar que el prestigio histórico de los vinos de Canarias precede al Jerez, al Oporto e incluso al Madeira. Territorio de emigrantes procedentes de diferentes zonas de Europa que traen técnicas y maneras de trabajar el viñedo que siguen siendo únicas en el mundo, lo que confirma un paisaje realmente original. Los canarios han sabido adaptar la viticultura a su escaso territorio, colonizando en muchos casos los pequeños bancales y las abruptas laderas, generando un paisaje minifundista realmente peculiar.

Canarias cuenta con una gran diversidad de variedades de uva y con un amplio abanico de formas de cultivo, muchas de ellas únicas y de gran belleza; cordón trenzado, emparrado, parral bajo, rastras, vasos, hoyos, chabocos.

De ahí que podríamos definir la tipología de sus vinos en cuanto a sus varietales; Albillo Criollo, Baboso Blanco, Breval, Burrablanca, Forastera Blanca, Gual, Listán Blanco de Canarias, Malvasía de Lanzarote, Marmajuelo, Moscatel de Alejandría, Sabro, Verdello, Verijadiego, Diego/Bujariego/Vijariego, Malvasía Rosada, Baboso Negro, Bastardo Negro, Listán Negro, Listán Prieto, Negramoll / Mulata, Tintilla / Castellana Negra…

Las características de todos estos varietales vienen muy condicionadas por su procedencia en cuanto a suelo, microclima, altitud, orientación, sistema de conducción y por supuesto, la interpretación del elaborador bajo un concepto de viticultura tradicional, ecológica o biodinámica. Así pues, podemos encontrar referencias monovarietales o combinaciones de lo más originales.

Espumosos

  • Blancos y rosados elaborados por el método tradicional
  • Siguiendo el método ancestral

La procedencia de la uva imprime el carácter de cada una de las vinificaciones, aromas frescos, florales y frutales como la manzana, pera, limón, fresa, frambuesa, jazmín, melocotón, melón, flor de almendro o menta, se entremezclan con las notas de panadería, bollería y brioche procedentes de su crianza en contacto con las levaduras.

En la fase gustativa muestran buena efervescencia, con una burbuja fina y muy bien integrada. En la vía retronasal aparecen aromas a frutos secos; almendras, nueces, avellanas…

Paisaje de las Islas Espumoso Reserva 

Un blanco espumoso elaborado a partir de Listán negro, desde la isla de Tenerife. Cremosidad y elegancia para los amantes de las burbujas. Un vino para celebrar.

La MaretaDiego Ancestral – La huella de Luis

Espumoso elaborado por el método ancestral desde la D.O. Lanzarote, apenas 200 botellas con 15 meses de guarda, de la variedad Diego, muy fresco y con recuerdos atlánticos.

 

BLANCOS

  • Con todas sus variantes en cuanto al azúcar residual; secos, semisecos, semidulces y dulces, incluyendo una versión muy nuestra que oscila entre los segundos y terceros y que en el argot local denominamos afrutados.
  • Macerados con pieles
  • Fermentados y/o envejecidos en barrica, toneles, fudres…
  • Criados en arcilla, hormigón o garrafas

Los blancos canarios se caracterizan por su frescor, su elegancia aromática y su buen equilibrio gustativo. En función de su composición varietal los aromas pueden ser muy diversos; manzanilla, hierba seca, frutas tropicales y de hueso, cítricos o flores blancas. En la fase gustativa se muestran sedosos, con cierta salinidad y un ligero amargor, buena acidez, volumen y con un final de boca suave y persistente.

Te recomendamos;

Paisaje de las Islas – Malvasía Aromática y Marmajuelo

Una propuesta que presume de equilibrio y expresividad; Malvasía aromática y Marmajuelo – Cultivadas en parral bajo a 245 mts de altitud, en el municipio de Los Realejos. DOP Islas Canarias / Tenerife.

Tajinaste Blanco Ecológico

Listán blanco de viña cultivada en vaso en la zona del Valle de Arriba de Santiago del Teide a 930 mts de altitud, vertiente sur/oeste. DOP Islas Canarias – Tenerife. Sorprendente.

Viñarda Blanco 

Un puzle complejo entre Listán blanco y Albillo criollo, plantados al norte, en Garafía. D.O. La Palma. Envolvente y equilibrado

Hermanos Mesa – Locartas Listán Blanco Los Pelados

Listán blanco de altura, una zona en la que este varietal consigue una gran expresividad en la DO Valle de Güímar,

Tierra Fundida – Verdello Cercado del Pino

Un vino muy escaso, apenas 300 botellas para conocer el potencial de una de las variedades más interesantes de nuestras islas. Vino natural fermentado en barrica de roble abierta con levaduras indígenas. Madurado durante 11 meses en damajuana. La Cruz Santa, norte de Tenerife.

Agala – Blanco Altitud 1318 

Una propuesta única de Albillo criollo y Vijariego desde el pueblo de Tejeda, altitud y sur, frescor y potencial aromático. DO. Gran Canaria

La Mareta Blanco

Viñas de Malvasía volcánica que nacen del volcán. Una micro bodega con gran precisión en sus elaboraciones. Para disfrutarlo. Tinajo, D.O. Lanzarote

Rosados

  • Secos, semisecos, semidulces, dulces y hasta fermentados en barrica.

Los rosados en las Islas Afortunadas pueden presentarse bajo un amplio abanico de tonalidades, que oscilan desde un rosa pálido muy suave hasta los registros frambuesa muy encendidos. Los aromas van desde los frutos silvestres, las notas florales y ciertos recuerdos especiados. La textura gustativa suele ser elegante, con una acidez bien integrada y un final de boca muy agradable.

Te sugerimos;

La Mareta

Un rosa pálido elegante y sutil. Equilibrado entre su densidad y su acidez. Interesante para conocer el potencial de la listán negro de la isla de los volcanes. D.O. Lanzarote.

Viñarda

Rosado garafiano a partir de Negramoll, muy fresco y muy bien armado en la fase gustativa. D.O. La Palma.

Tajinaste Rosado

Un rosado intenso, gastronómico, aprovechando la buena acidez de la listán negro de las zonas más altas del Valle de La Orotava. DOP Islas Canarias, Tenerife.

Tintos

  • Tintos jóvenes y/o de maceración carbónica,
  • Tintos con envejecimiento en barricas, crianzas, reservas y grandes reservas.

En cuanto a los tintos isleños destaca su carácter volcánico, la impronta de sus variedades, que nos permite vinificar estilos muy dispares con una línea joven que nos recuerda a grosellas, moras, arándanos o a tintos que buscan la madurez y nos invitan a disfrutar de aromas a confituras de frutos rojos y notas especiadas. En la fase gustativa se muestran frescos, con la acidez y estructura ideal para los vinos de guarda y muy ágiles para los que se elaboran pensando en disfrutarlos en su juventud.

Descubre nuestras apuestas singulares;

Mogarén Tinto

Nuestra última gran apuesta por mantener y conservar el paisaje vitícola de Gran Canaria. Un tinto de mínima intervención que persigue la tradición y la expresión del terroir. Valsequillo, D.O. Gran Canaria

Lava

Los hermanos Martín – Monzón desde Santa Brígida, ofrecen la tipicidad de su Listán negro más tradicional, Vijariego, Tintilla y Baboso. Suave y sutil desde la D.O. Gran Canaria

Agala Crianza

Tintilla y Vijariego negro desde las cumbres de Tejeda, nace un tinto serio, estructurado y complejo, abriendo un camino interesante para el potencial de envejecimiento de los tintos en Gran Canaria

Viñarda Listán Prieto

Una oportunidad única para conocer la expresión de nuestra uva más viajera “Mission Grape” o uva de las Misiones, Listán prieto de Puntagorda, al norte La Palma.

Tajinaste Vendimia Seleccionada

La expresión de un viñedo centenario de cordón múltiple trenzado, cultivado en nuestra finca de “El Ratiño” en el Valle de La Orotava. Madura durante 7 meses en barricas de roble francés. Pura elegancia.

Can

Elaborado a partir de Vijariego negro y Listán negro en la finca de “La Haza”.

Un tinto que presume de madurez, potencia y estructura. Para sorprender.

Tierra Fundida

Listán negro, Negramoll y Castellana, macerados y criados en hormigón y posteriormente 8 meses en barricas de roble francés. Sutileza y equilibrio. D.O. Tacoronte- Acentejo.

Marzagana Elementales

Desde el pueblo de La Perdoma, en la finca La Marzagana, se cultiva bajo criterios biodinámicos y naturales, los 2 varietales que componen este vino; Listán negro y Castellana. Descúbrelo.

 

Dulces

-Blancos y tintos de licor

Vinos encabezados con alcohol vínico que permite parar su fermentación natural, conservar el dulzor de sus uvas y garantizar su vida eterna.

Los primeros con tonalidades amarillas y reflejos dorados, percibiendo aromas complejos y exóticos, frutas maduras compotadas, membrillo, piel de naranja, maderas y tostados. En boca son amplios, untuosos y persistentes.

Para los tintos la fase visual se presenta con notas granates oscuras, de gran intensidad y aromas a ciruelas pasas, mermeladas de frutos rojos y gran estructura en la fase gustativa.

-Blancos y tintos de uva sobremadurada

La uva se deja madurar en la planta hasta que comienza a pacificarse, lo que refuerza la presencia de azúcares y la graduación alcohólica del producto final. En el caso de las variedades blancas se obtienen vinos ambarinos, nobles y extremadamente aromáticos.

La variedad con más historia y prestigio es la “Malvasía Aromática”, con notas a miel, orejones, cítricos y una magia inigualable en la boca, manteniendo un equilibrio muy preciso entre el dulzor y la acidez.

Dulcelena 1190

Moscatel sublime, aromático, floral, con un dulzor muy fresco desde las cumbres de Gran Canaria.

Paisaje de las Islas – Malvasía Aromática Naturalmente Dulce

Un blanco muy complejo de uva sobremadurada, que rinde homenaje a nuestros vinos históricos del SXVI, SVII y SVIII.  DOP Islas Canarias / Tenerife

Tajinaste Tinto Dulce

Un Vijariego negro sobremadurado y envejecido en barricas de gran formato. Estructurado y sabroso, muy bien equilibrado entre el dulzor, el frescor y su madurez aromática y gustativa. D.O. Valle de La Orotava

___________________

Por último, hablemos de los «Vinos de Tea»

En la subzona norte de la Isla de La Palma, se elaboran los denominados “vinos de tea”, para aquellas vinificaciones blancas, rosadas o tintas que hayan sido envejecidas en barricas de madera del corazón del “Pinus Canariensis”, lo que le confiere unas características organolépticas propias y tradicionales.

Contamos con la singularidad de Viñarda – Vino de Tea, elaborado a partir de Vijariego y Listán negro que estamos seguros, no les dejará indiferentes

Nunca un territorio tan pequeño dio fruto a un abanico tan amplio de posibilidades. Así pues, te invitamos a que redescubras Canarias desde su cultura enológica, sus viticultores, sus paisajes vitícolas y sus vinos.

¡Salud!