Hablamos en esta ocasión con el alma de las bodegas Aucalá en Terra Alta y Octonia en el Montsant. Josep Serra es un humilde y apasionado viticultor. Desde siempre, pues esta pasión que le acompaña la ha aprendido en casa, representando la cuarta generación de viticultores de su familia.

Se define como un “interpretador de las parcelas” elegidas y se considera un soñador con la inquietud de elaborar siempre vinos con alma. Tras terminar sus estudios de enología tiene la oportunidad de trabajar en Francia, en la zona de Chateauneuf, donde realiza varias vendimias.

Actualmente se encuentra elaborando en el noreste de la Península Ibérica, en dos denominaciones distintas y con viñedos propios.

En la DO Terra Alta, que se encuentra en el interior, aunque su clima es mediterráneo. Poca pluviometría y veranos calurosos. Los viñedos están entre 350 y 550 metros de altitud, ricos en calizas y pobres en materia orgánica. De ahí salen sus vinos Aucalà Blanco y Aucalà Tinto.

También en la DO Montsant, que está a unos 25 km aproximadamente de Terra Alta y tiene una mayor influencia del mar. Sus viñedos se encuentran entre 300 y 400 metros de altitud y tienen un suelo muy variado donde destaca la pizarra, el granito, la arcilla y la caliza. Aquí se cultivan las uvas con las que elabora su tinto Octonia.

«Me inicie como titular en la cooperativa Agrícola Falset Marçá en el año 1995, aunque ya llevaba varias vendimias elaborando en la bodega de mi familia.»

Ha contribuido en el desarrollo, forma y estilo de muchas bodegas como Agrícola Falset Marçá, Mas Perinet, Edetaria y Godelia. Actualmente está centrado en el desarrollo de su proyecto personal, aunque sigue colaborando con algunas bodegas en el Priorat, Tarragona, Penedés y en el Empordá.

P. ¿Qué tiene Terra Alta en particular para la elaboración del Aucalà?

R. El legado de una de las zonas del planeta donde se encuentra la mayor superficie junta de viñedo de garnacha blanca del mundo, un tercio de la producción mundial y el 75% del estado español.

Aucalà es un paraje singular que destaca por la gran calidad de uvas que allí se producen. Es el legado de varias generaciones de viticultores que con esfuerzo y sacrificio han mantenido hasta nuestros días. Nuestra labor se basa en dignificar las preciadas uvas para dar lugar a vinos con magia y personalidad diferenciada. Elegancia, salinidad y mineralidad.

Josep siempre ha trabajado con las variedades autóctonas defendiendo que son el legado de nuestra identidad y orígenes. Las que han formado parte de nuestra historia durante muchas generaciones y han contribuido al mantenimiento de la identidad del territorio. Al final es lo que nos identifica y marca la deferencia para ser auténticos.

Es destacable el trabajo que hace tan fino de las lías. Ese buen uso, sin excederse, es un componente natural (la madre del vino) que da mucho juego en la conservación y la crianza (afinado, volumen, profundidad, complejidad, estabilidad tartárica, protección contra la oxidación.

«Me inicie a la crianza con las lías en el año 1998. Aunque ya había vivido experiencias de mi abuelo en la bodega familiar con la variedad Macabeo fermentada con las pieles. Esas elaboraciones que hoy están de moda.»

P. ¿Cómo defines Octonia para ti y por qué lo elaboras en Montsant?

R. Octonia es una interpretación parcelaria de unas viñas elegidas que se plantaron en 1940 en laderas de pendiente pronunciada, las cuales se ubican en un paraje y entorno únicos para producir uvas de gran calidad.

Posiblemente Montsant sea una de las zonas donde hay una mayor variedad de micro parcelas con tipología de suelos diferentes y variados. Este vino es la pasión y el deseo por elaborar un gran vino de guarda.

P. ¿Qué te aporta el ánfora en tus elaboraciones?

R. Las ánforas son un recipiente que desde tiempos remotos se ha utilizado para el transporte y la conservación del vino. El motivo por el cual introducimos las ánforas en nuestra crianza es para mejorar el afine de los taninos ya que la arcilla nos aporta mayor intercambio de oxígeno y potencia el frescor en los vinos elaborados en zonas cálidas.

P. ¿En qué lugar del mundo te gustaría elaborar?

R. Creo que serían varias las zonas que me encantaría elaborar, posiblemente sería la variedad riesling, en el valle del Rin. Aunque también me encantaría elaborar una malvasía en Lanzarote.

P. Desde que te conozco nunca has parado e intentas siempre hacer algo nuevo, ¿que tienes entre manos?

R. Actualmente estamos elaborando una garnacha blanca de viñedo muy viejo de poca producción con crianza en ánfora de terracota sobre lías de diferentes añadas. También llevamos un par de años realizando pruebas para un ancestral de Garnacha blanca. ¡De momento hay que esperar!